Tu web debe ser responsive

El diseño web responsive o adaptativo nos permite visualizar una página web de forma correcta en cualquier dispositivo o resolución, por lo que nuestra web será visible igualmente en un móvil, tablet o cualquier pantalla de ordenador, por grande que sea o formato que tenga.

diseño de páginas web

En internet no sólo importa tener una página web, sino que, además, esta tiene que ser accesible desde cualquier dispositivo, especialmente los móviles. No responder a esta necesidad nos hará perder visitas de forma directa, pero lo peor es que Google nos penalizará.

Que significa diseño responsive o adaptativo

Una web responsive es aquella que adapta de forma automática su diseño a cualquier formato de visualización. De esta manera todos los elementos, ya sea texto, imagen, tablas o cualquier otro, se ajustará a las dimensiones de su pantalla sin que se pierda información por los laterales.

¿Responsive es lo mismo que escalar la web? No, esto no hará zoom hasta el infinito hasta que entre completamente por los bordes de nuestro móvil. La web responsive ajusta la posición del contenido para que sea visto de forma correcta, especialmente el tamaño de texto.

Es por ello, que para que se vea perfectamente en el móvil (en formato vertical), el contenido que aparece en columnas en nuestro PC, se mostrará seguramente en una única columna para que no tengamos que sacar el microscopio a pasear.

¿Preparado para que tu web sea responsive? Con nosotros lo conseguirás.

Ventajas del diseño responsive

La más obvia, ser vistos por todos nuestros visitantes de forma fácil y efectiva.

Hay que tener en cuenta que actualmente el 70% de las búsquedas en internet se hacen desde el móvil. No disponer de una web responsive hará que mucha gente se salga de nuestra web sin miramientos, harto de forzar la vista o hacer zoom con los dedos.

La segunda, más que una ventaja, es una “no desventaja”. Poseer de una web responsive te libra del látigo castigador de Google.

Desde 2015, el buscador por antonomasia notificó que no disponer de una web adaptada a móviles iba a suponer un hándicap en las búsquedas por móvil. Si no quieres dar la espalda a 37 millones de internautas en España, toca bailar al ritmo de los de Mountain View.

Por último, pero no menos importante. Se acabaron los quebraderos de cabeza a la hora de diseñar la web.

Hasta hace unos años, cuando alguien daba el salto a lo digital, debía optar por diseños con bordes laterales vacíos, y un diseño muy cuadriculado, si quería asegurarse una visión correcta por parte de la mayoría de sus visitantes. Ni hablar de aquellos que decidían hacer una versión para móviles y cada actualización suponía el doble de trabajo.

Con la implantación de HTML5, los CSS y el diseño responsive, las páginas se adaptan automáticamente abriendo la posibilidad a infinidad de diseños novedosos y completamente rompedores con los estilos utilizados hasta ahora.

¿Cómo saber si mi web es responsive?

Fácil. Sólo hay que jugar con las ventanas (las de casa no, las del ordenador). Si cuando modificamos el ancho de nuestro navegador, la web se va ajustando automáticamente sin que aparezca la barra inferior de desplazamiento ni se nos pierde nada por los bordes, ¡enhorabuena! Su web es responsive.

¿Y si me sale la barra cuando el ancho es menos que el pelo de una gamba? El diseño responsive está programado según unos criterios más o menos comunes de resolución. En la mayoría de las plantillas no existe dicho criterio para resoluciones muy estrechas (por debajo de las más habituales de los móviles) por lo que no te preocupes, seguirás siendo responsive.

Otra opción sencilla es entrar desde nuestro móvil a la web. Si no se pierde nada por los laterales, los botones se pueden pulsar perfectamente y no tenemos que afinar la vista para leer los textos, objetivo cumplido.

Pero lo mejor, es usar las herramientas de los profesionales, como nosotros, y acudir a la fuente. Google ideó una aplicación sencilla la “Prueba de optimización para móviles”. Con solo poner la URL de tu web, te dirá si es apta para móviles.

Todos los proyectos de Emarketers superan la prueba de optimización para móviles de Google.

Y ahora, ¿Cómo convierto mi web en responsive?

Pues como en toda reforma, dependerá de los cimientos.

Si tu web usa un software cómo WordPress, Prestashop, Drupal o Magento, es posible que con un simple cambio de plantilla sea suficiente. Seguramente tendrás que realizar algunos cambios de personalización en la plantilla nueva, pero bien lo merecen un puñado de millones de búsquedas.

Si tu web la montaste sobre Wix, 1&1 o similar, la cosa se complica. Estas plataformas no son tan personalizables, además son una pesadilla si queremos optimizarla para que Google nos coloque en primeras posiciones.

Si tu web fue creada desde una aplicación externa, tendrás que liarte la manta a la cabeza y ponerte a programar, o bien, optar por dar un salto a un CMS como WordPress que te ayudará de forma radical a posicionar tu web, crear contenido y optimizar tiempos de carga.

En Emarketers estamos especializados en el diseño de webs responsive que ofrezcan el mejor rendimiento y posicionamiento web.

emarketers

Entradas Relacionadas:
Leave a reply